¿Gestión del tiempo?... Es cuestión de prioridades

Querida Lectora

¡Qué gusto saludarte y compartir contigo un nuevo tema para alcanzar equilibrio y armonía en nuestras vidas! Ha entrado el mes de noviembre y, poco a poco, vamos observando cómo nuestra agenda se va llenando de actividades de cierre, compromisos y celebraciones. Todo esto, puede parecer abrumador y sentimos que el año se ha pasado demasiado rápido. ¿Cuántas veces no has tenido una plática con alguien que te dice: “¡Qué rápido se ha pasado este año!”.


Pues bien, hoy es momento de hablar sobre EL TIEMPO y la realidad es que TODO EL MUNDO dispone de 24 horas al día, no más, no menos. Sin embargo, no todos hacemos lo mismo con ese tiempo.


“La sensación de no tener tiempo aparece cuando no estoy haciendo lo que realmente es importante para mí, es decir, no estoy gestionando bien mis prioridades.” Salultis Healthcare


Cuando yo escuché esto por primera vez en un curso de coaching de salud, comprendí que siempre había estado equivocada… lo que hay que gestionar no es el tiempo (pues éste no cambia), más bien, hay que organizar las PRIORIDADES, hay que saber elegir.


Si te cuesta trabajo organizarte, si sientes que tu día no rinde o si te vas a cama pensando en todas las cosas que no alcanzaste realizar… te recomiendo realizar el siguiente ejercicio para que esto se modifique y logres una vida más productiva y satisfactoria:



REFLEXIÓN

1. ¿Cuáles son los 5 valores más importantes en tu vida?


2. De esos 5 valores que elegiste, ¿qué tanto tiempo les dedicas a estos valores?


3. El tiempo es un bien sumamente valioso, así que te pregunto: ¿en qué realmente lo quieres emplear y en qué no lo quieres emplear?


4. ¿Te falta tiempo o te sobran actividades?


5. Haz una lista de las 10 actividades más importantes de tu semana.



ACCIÓN

¡Excelente! Ya que has reflexionado sobre los valores y prioridades de tu vida, es momento aprender a hacer una agenda mucho más efectiva. Stephen Covey, el autor del famoso libro: “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, nos ha regalado una forma de organizarnos semanalmente para vivir de acuerdo a realmente LO IMPORTANTE:


Primero que nada, te pido que, en una hoja en blanco, anotes todas las actividades y tareas que tienes que hacer para la próxima semana, desde cocinar, hasta los mails del trabajo.


¿Puedes notar que, desde tenerlos por escrito, baja la carga emocional de trabajo? Esto sucede porque podemos tener un mayor control sobre lo está por escrito y, al depositarlo en el exterior, disminuye el peso interior. Bien, ya que lo tienes te pido que lo acomodes en la siguiente tabla:





Como verás:


- Importante y urgente: Son los famosos “bomberazos”. Es muy importante que los realicemos, pero tenemos poco tiempo para hacerlos.


- No importante y urgente: Son actividades demandan nuestra atención inmediata como una llamada telefónica o un mensaje, pero que no son importantes.


- No importante y no urgente: El ejemplo perfecto de este recuadro son los CHISMES.

¿Cuánto tiempo pasas en este recuadro?


- Importante y no urgente: Las personas realmente efectivas pasan la mayor parte de su tiempo en este recuadro. Aprenden a determinar sus prioridades y valores más esenciales y logran realizarlas sin que el tiempo los apresure. Esto incluye la importancia de hacer ejercicio, tomarse tiempo para cuidarse y realizar su trabajo con anticipación.


¡Excelente, ya que ordenaste tus actividades en el recuadro, es momento de anotarlas en tu agenda! Este ejercicio es bueno realizarlo semanalmente, para que sea lo suficientemente largo para ponerlo en práctica y lo suficientemente corto para que no nos abrume. Te invito a poner tus actividades en tu agenda.





Estás por convertirte en una verdadera experta en gestión de tiempo. Para finalizar, te dejo estos 5 tips que te pueden ayudar:


1. Trata de evitar pensamientos como “no tengo tiempo”, pues en vez de ayudarte, te bloquean para enfocarte a lo realmente importante y la realidad es que sí tienes tiempo: TIENES TIEMPO PARA LO QUE TÚ ELIJAS.


2. Busca minimizar interrupciones y distracciones. Cuando hacemos una cosa a la vez, entramos en un estado cerebral llamado: “Flow”, lo que permite tener mayor concentración y hacer las cosas con mayor rapidez.


3. Encuentra qué cosas te roban el tiempo como dejar las cosas para el último o tener desorden.


4. Escribe en tu agenda espacios para descansar y relajarte, esto te ayudará a ser mucho más productivo.


5. Aprende a decir que NO a aquellas actividades que no van de acuerdo con tus valores o prioridades.


Gracias una vez más por compartir conmigo este camino hacia una vida equilibrada, saludable y feliz. ¡Hasta la próxima!

11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo