¿Qué vas a hacer este 14 de febrero? Descubre esta cocina mágica

Querida lectora,


¿Has notado cómo el día del amor y la amistad se acerca?, todo se empieza a llenar de corazones, flores y chocolates (excelente estrategia de mercadotecnia, ¿no lo crees?) … y esto me recuerda de aquellos “14 de febrero” que viví durante la adolescencia…


Recuerdo que en la escuela organizaban un intercambio de flores y regalos por el día del amor y la amistad; se podían mandar los típicos regalos de la época y todas las niñas esperaban con ansias ese día para ver qué recibían. Debo decir que era una verdadera competencia salvaje para ver quién recibía más regalos (pues significaba popularidad y “ser querida”). Como lo puedes imaginar, había algunas que recibían tantos regalos que no cabían en sus mochilas, pero había otras muchas que no recibían NADA. Sin darnos cuenta, estos mensajes bombardeaban nuestras “mentes adolescentes” diciéndonos mensajes de: “Tú valor depende de otros” …. Y entonces, comenzamos a creer que esto es totalmente cierto.

Seamos sinceras, ¿te ha pasado por la mente que tu valor depende de otra persona?, ¿has experimentado una verdadera bomba atómica de ansiedad porque alguien está enojado contigo?, ¿te da miedo no cumplir con las expectativas de los demás? … así es, todas estas situaciones son síntomas de la falta de amor propio, así que te invito a que este 14 de febrero le demos un giro a la mercadotecnia y dediquemos un tiempo a voltearnos a ver a nosotras mismas, porque el amor va de “dentro hacia fuera”.


Con esto en mente quiero contarte una historia que viene en el libro del Dr. Miguel Ruiz: “La maestría del amor”:


Imaginemos que vives en una casa que tiene una gran cocina donde puedes preparar lo que desees sin restricciones. Sin embargo, estás acostumbrada a que llegue una persona todos los días a llevarte una deliciosa pizza. Esta persona, tiene una sola condición para entregarte la pizza: Que seas buena con él y que cumplas sus expectativas. La verdad es que tienes mucha hambre y aceptas la condición. Empieza a traerte todos los días la pizza. Al principio, todo parece marchar bien, sin embargo, un día la pizza que llegaba a las 2:00 de la tarde no llega. Así que te empiezas a preocupar, incluso notas en tu cuerpo sudoración y palpitaciones más fuertes en el corazón. “¿Se habrá enojado conmigo?, ¿no habré cumplido su expectativa?, ¿qué voy a comer ahora?” te comienzas a preguntar. De repente, tocan a la puerta, sales corriendo y lo encuentras parado con la pizza: “Aquí tienes” te responde. Tus signos vitales regresan a la normalidad, sin embargo, no entiendes lo que ha pasado, pero tienes miedo de expresarlo porque podría herirlo y no regresar mañana. Y así, siguen pasando los días, algunos mejores que otros, pero ahora, tu vida parece una montaña rusa, llena de incertidumbre, miedo y ansiedad.


¿Qué pasaría si alguien llega y te dice: “por qué no usas la cocina mágica que está en tu casa”? Si tienes hambre, puedes prepararte lo que tú desees. Habías estado tan preocupada porque llegara la pizza, que olvidaste la gran cocina e ingredientes que se encontraban ahí dentro. Entonces, comienzas a explorar y preparar unos platillos maravillosos. Incluso, te das la oportunidad de invitar a algunas amigas y te olvidas por completo de la hora en que llegaría la pizza. En medio del festín, oyes la puerta tocar: “¿Quién es?” gritas con una sonrisa: “Tu pizza”. Le abres la puerta y te dice que le has decepcionado porque no lo estabas esperando como se supone que habían quedado. Pero ahora, las cosas han cambiado, tú tienes una gran cocina y no necesitas de la pizza para sobrevivir, así que, con tranquilidad, le explicas el descubrimiento de tu cocina mágica, le invitas a pasar y le das la oportunidad de entrar y compartir la comida entre todos, sin embargo, ya no estarás dispuesta a cumplir con todo lo que te pida, porque la “necesidad” se ha desvanecido.


Ahora traslademos este relato de la cocina mágica al amor. Imaginemos que la cocina mágica es todo el amor que podemos compartir que está ya en nuestro interior. Cuando no nos damos cuenta de la cocina mágica que tenemos dentro de nosotros, buscamos encontrarlo y hacer cualquier cosa por obtenerlo, sin darnos cuenta que el amor solamente puede existir cuando viene desde nuestro interior.


Así es querida lectora, es momento de voltear a ver y experimentar con nuestra propia cocina, prepara en este 14 de febrero un gran festín de amor propio, escribe para conocerte a ti misma, regálate un momento de paz y tranquilidad en la naturaleza, atrévete a hacer esa aventura que tanto has querido y descubre que la clave se encuentra DENTRO DE TI.


FloreSER



5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo