¿En busca de la felicidad? Esta filosofía tiene el secreto

Querida lectora,


¿Crees que exista una fórmula para alcanzar la felicidad? Imagina la emoción de poder tener a tu alcance una serie de pasos que te guíen hasta encontrar aquello que más valoras en el mundo… ¿suena bien, no es cierto? Y, aunque por mucho tiempo pensamos que algo así simplemente no podría ser real, Dinamarca hoy nos comparte la filosofía que los ha llevado a ser uno de los países más felices del mundo.




Este secreto se llama Hygge (pronunciado “Jiuga” en español) y, a pesar de que no tiene una traducción exacta en ningún otro idioma, sabemos que para ellos representa todo aquello que produce en nuestro interior una sensación intensa de paz y bienestar.


Hygge es beber un café caliente por la mañana mientras observas los primeros rayos del Sol filtrarse por tu ventana, es tener una charla agradable con tus amigos alrededor de una fogata, es sentir la suavidad de una manta en las yemas de tus dedos o la calidez del abrazo que te regala la persona que amas.


Se trata de vivir en el momento presente, identificando todo aquello que te hace sentir “en casa” para, posteriormente, convertirlo en todo un estilo de vida.


Comienza a disfrutar de momentos Hygge:


Poner esta filosofía en práctica es más sencillo de lo que piensas; a veces sólo se necesita de un poderoso cambio de actitud para dejar a un lado el estrés diario y así observar a través de una renovada perspectiva, todos los pequeños detalles de tu vida que antes pasaban desapercibidos y en los que verdaderamente se esconde tu felicidad.


Hoy te tenemos preparadas 4 claves importantes que deberás tomar en cuenta al empezar a practicar esta valiosa tradición danesa. Verás que, en muy poco tiempo, tú también estarás disfrutando de esta nueva sensación de calma en tu vida diaria:


1. Transforma tu hogar en un lugar agradable y acogedor:

Personaliza tu espacio y decóralo con detalles que te hagan sentir bien. Busca añadir materiales naturales, luces cálidas, plantas y colores neutros para construir un ambiente armónico en el cual te sea posible descansar de tus actividades diarias.

La filosofía Hygge te invita a diseñar rincones llenos de magia, donde siempre te sientas bienvenida y disfrutes de la compañía de la gente que amas.


2. Adopta una actitud flexible contigo misma:

En un mundo que valora la velocidad y el trabajo sin descanso… ¿por qué no pensar distinto? Elige ser amable con tu crecimiento diario; respeta tu tiempo y cuida las palabras y pensamientos que te dedicas a ti misma. Hygge, a fin de cuentas, es buscar actividades que te reconforten y te generen felicidad.


3. Adiós aparatos electrónicos:

Ha llegado el momento de guardar tu celular en el cajón más cercano y terminar aquel libro que tenías pendiente. Anímate a dejar atrás las distracciones y enfoca toda tu energía en actividades que te acompañen a desarrollar la mejor versión de ti misma.


4. Encuentra tu propia definición:

Recuerda que cada uno de nosotros decide qué es lo que le hace feliz… ¡descubre tu momento Hygge y pon manos a la obra! Ya sea comprar flores frescas, pasar un rato agradable frente a la chimenea o salir a correr bajo la lluvia, identifica aquello que te brinda bienestar y practícalo todos los días.

Es hora de hacer una pausa en tu rutina, respirar profundo y destinar tiempo a lo verdaderamente importante en la vida… los momentos de inmensa felicidad que hoy tienes frente a ti.


!Hasta pronto!


FloreSER

5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo